El curso que cambió mi vida

El curso que cambió mi vida

La primera vez que estuve en Lanzarote de vacaciones, allá por 2001, visité la bodega más antigua de Canarias: “El Grifo”. Un lugar que respiraba historia y encanto por los cuatro costados.

Sentada en el patio trasero de la bodega, rodeada de parras centenarias y volcanes, con una copa de fresco y delicioso vino blanco malvasía pensé: ” debe de ser muy agradable trabajar en un sitio así”.

Poco podía imaginar que a los 4 años de aquella primera visita, trabajaría allí como guía del museo del vino de la bodega.

Hace dos años, con el deseo de hacer algo diferente y creativo cuando acababa mi jornada laboral en el hotel en el que trabajaba, descubrí la plataforma de cursos “Doméstika”. En ella puedes encontrar todo tipo de clases relacionadas con el diseño y la ilustración.

¡Qué descubrimiento! ¡Cuando entré en esa página web me sentí como Charly en la fábrica de chocolate de Willy Wonka! ¡Quería apuntarme a todos los cursos! ¡Cuánta inspiración y qué cantidad de cosas interesantes por aprender!

No sé muy bien por qué, pero decidí comprar el curso de Mónica Muñoz (Moniquilla) “motivos para repetir”. En él, Mónica te explica todo el proceso de creación de estampados, desde su concepto inicial, pasando por los primeros bocetos, hasta llegar a la digitalización final con photoshop.

estampado de tés con bigote

Estampados, “mood board” y primeros bocetos

¡Me entusiasmó! Desde siempre me habían gustado los estampados, pero desconocía que existía la profesión o especialización de “diseñador de estampados”. Mientras hacía ese curso, pensé “me encantaría dedicarme a diseñar una colección de estampados”. Y casi sin darme cuenta, decidí encaminar mi vida hacia esa meta.

Dos años después, conseguí por fin diseñar mi primera colección de estampados: “Bright Lanzarote”. En octubre de este año 2016 imprimí las primeras telas, y ahora mismo ya estoy preparando los primeros bolsos con los estampados que diseño. Y es que… ¡Es tremendamente saludable perseguir tus sueños! 😉

A lo largo de este tiempo, he realizado numerosos cursos de diseño e ilustración on y off-line, y he seguido las clases de otras diseñadoras de estampados, sobre todo americanas y británicas. Pero el curso de Moniquilla, como aquella primera visita a la bodega de Lanzarote, ha sido y sigue siendo toda una inspiración para mí, y puedo decir que hacer ese curso cambió el curso de mi vida.

 

packaging té con bigote

El primer estampado que creé con el curso de Moniquilla

Te cuento brevemente por qué este curso es tan especial:

1- Puedes hacerlo si no sabes dibujar: Ésta fue una de las cosas que más llamó mi atención. Yo no cogía un rotulador para dibujar desde el instituto. De hecho, ¡tuve que visitar el súper chino de la esquina y comprar lápices de colores y rotuladores porque no tenía!

2- Manchas y bocetos: Mónica nos descubre su cuaderno de bocetos y puedes ver con detalle cómo elabora sus  estampados a partir de manchas de colores, puntos o rayas. También muestra otros diseños más elaborados. Ver todas las posibilidades, te motiva enormemente a abrir las acuarelas, ponerte a emborronar hojas y probar.

 3- Materiales y técnicas: Se usan materiales sencillos. Pierdes fácilmente el miedo del primer momento a dibujar, especialmente si, como yo, llevas décadas sin hacerlo.

4- En Photoshop: Cuando hice este curso, tenía nociones de Photoshop, por lo que no me fue difícil seguir las explicaciones más técnicas de las clases a la hora de digitalizar mi estampado. Tampoco necesité saber Illustrator, programa imprescindible para otros cursos de diseño de estampados.

5- Es un curso bonito: Aunque no seas una “loca de los estampados” como yo, éste es un curso lleno de recursos e inspiración aplicable a otras áreas creativas. Está hecho con cariño. A veces, cuando necesito buscar ideas, vuelvo a ver algunas de las clases y siempre acabo con ganas e inspiración para ponerme de nuevo a diseñar.

 

separador-drink-me-tea-pattern

 

Espero que te haya gustado el post de hoy. Aquí acaba el monólogo y si te apetece, empezamos la conversación en los comentarios.

¿Te ha pasado que algún curso te inspire tanto como para “transformarte”? ¿Te ha inspirado tanto un profesor que has querido dirigir tu vida hacia esa disciplina? ¿Tienes algún curso interesante para recomendarme? ¡Cuéntame!

 

¿Colaboramos? Si tienes una tienda en Mallorca con artículos artesanos y originales,  y deseas ver mis productos hechos a mano, contáctame (conchatejadaproject@gmail.com) y pasaré a visitarte encantada.

 

Nota: Todas las opiniones de este post son mis impresiones personales. No recibo ninguna contraprestación de las personas o empresas mencionadas en el artículo.
2 Comments
  • Sonia
    Posted at 12:23h, 04 Noviembre Responder

    Hola Concha!! El curso que marcó un cambio en mi vida fue uno que hice casi acabando Bellas Artes: un curso de Freehand y Photoshop…Tras casi toda mi vida creando con pinceles, oleos y carboncillos, descubrí que la tecnología no estaba reñida con la creatividad!! Así que ahora mi flujo de trabajo combina el dibujo tradicional con el digital, y se han multiplicado las posibilidades gráficas!

    • Con Bigote
      Posted at 18:53h, 06 Noviembre Responder

      ¡Hola, Sonia!
      Gracias por leerme y por comentar! 😀
      Un curso como el que cuentas, imagino que debió de darte alas más grandes que las que ya tenías… Y abrió un millón de posibilidades más en tu carrera.
      Creo que quien está dispuesto a esforzarse por aprender, y está abierto a nuevas posibilidades, tarde o temprano experimenta un crecimiento y logra cambios positivos en su vida.
      Yo me alegro de que entonces tomases ese camino, porque ahora nos beneficiamos muchos de tus enseñanzas y tu talento 🙂

Post A Comment